Tag Archives: Vainilla Bourbon

Magdalenas de leche evaporada

Magdalenas de aceite de oliva y leche evaporada (3)Uno de los bizcochos de tamaño pequeño, más famosos de la historia, son las Magdalenas.

Debo decir que me considero una experta en ello, porque nací entre Panes, Magadalenas, Mantecados, Tortas de Muel o dormidas, Roscones y un largo etcétera de pastas y dulces, naturales y buenísimos.

He probado muchas recetas de magdalenas, me gusta comparar las nuestras con otras formulas más o menos parecidas que circulan por la red.

Definitivamente, después de las de mi familia, me quedo con esta fórmula que leí en Whole Kitchen, las Magdalenas con leche evaporada Ideal,  han sido un éxito, les encantan a toda la familia y los que las han probado, y no me faltan para el desayuno, siempre hay en la lata de los dulces.

Con las cantidades que se utilizan en esta fórmula, salen 24 magdalenas y además muy hermosas como podéis apreciar en las imágenes. En esta ocasión os dejo dos fotografías de diferentes días, horario y por lo tanto cambio de luz.

Magdalenas de aceite de oliva y leche evaporada

Ingredientes:

  • 260 gr. de huevos (huevos tamaño L se utilizan 4 enteros y una clara para ser los 260 gr. exactos que lleva de azúcar)
  • 260 gr. de azúcar
  • Ralladura de 1 limón, o media cucharadita de extracto de vainilla Bourbon
  • 100 ml. de leche evaporada ideal
  • 260 gr. de aceite de oliva virgen extra de acidez baja
  • 360 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura Royal, 16 gr.

Elaboración:

  1.  Añadimos a un bol los huevos y el azúcar y batimos con la batidora de barillas, con un batidor manual o la ayuda de un robot de cocina hasta que la masa adquiere un color pálido y sobre todo que haya doblado su volumen.
  2. Dependiendo de la batidora que utilicemos y el programa esto puede durar de 5 a 15 minutos, según la potencia de la batidora, en mi caso la masa está bien aireada y montada en 5 minutos.
  3. Añadimos la piel rallada del limón o la cucharadita de Vainilla bourbon, yo utilizo la vainilla, pues me gusta mucho su sabor y aroma.
  4. Batimos y vamos añadiendo poco a poco la leche evaporada y el aceite, a mi me gusta utilizar aceite de oliva virgen extra de acidez baja, estoy acostumbrada a usar ese tipo de aceite en las magdalenas desde siempre, tienen más sabor; batimos dos minutos más para que quede una mezcla homogenea.
  5. Para terminar tendremos preparada la mezcla de harina y levadura Royal en un tamizador de harinas y lo añadiremos al batido poco a poco. batiremos 5 minutos más hasta que veamos «los ojos de la masa» eso era lo que nos decian nuestras madres y abuelas cuando preguntabamos que como sabríamos que la masa estaba en su punto. Esto es las burbujas que se forman debido al aire que contiene la masa.
  6. Tapar la masa con papel flim y dejar en el frigo hasta 30 minutos.
  7. Precalentar el horno a 180º (al menos el mío va bien con esa temperatura y tiempo de espera)
  8. Colocar las cápsulas de magdalenas en la bandeja de horno, mejor si es especial para cápsulas, con un sacabolas de helado coger la masa y volcarla en las cápsulas, debe quedar llena las tres cuartas partes de la cápsula.
  9. Espolvorear con azúcar por encima e introducir el molde en el horno, prohibido abrirlo antes de tiempo, aunque os entraran ganas de hacerlo pues suben y se ven preciosas.
  10. Tiempo de horneado 15 minutos aproximadamente, el color y la textura de la propia Magdalena os indicará que ya está hecha.

Ya están hechas, así de fácil, ya tenemos nuestras magdalenas hecha en casa, deliciosas, listas para disfrutarlas en el desayuno o el café de la tarde con las amigas.

La receta original, lleva aceite de girasol, neutro y sin sabor, pero ya os he comentado que vale la pena comprar un buen aceite para dar más sabor.  Os recomiendo un aceite de sabor afrutado.

Felices desayunos.

 

 

 

Chocolate Caliente para beber

 

Chocolate caliente para beber

Una vez al año no hace daño, por eso el Roscón de San Valero se toma con Chocolate caliente para beber.

Me encanta el chocolate, pero no me conviene comerlo a la taza, resulta algo pesado y por eso lo limito muchisimo, y así como el Roscón de Reyes siempre va  a la mesa relleno de nata, el de el día 29 de Enero, día de San Valero, siempre hay uno más pequeño sin rellenar para comerlo con chocolate a la taza.

Este año la receta de chocolate ha sufrido unas variaciones ya que hace tiempo cayo en mi mano una receta de Chocolate caliente para beber de Martín Berasategui y decidi que tenía que probarlo.  Ha pasado mucho tiempo de eso y seguía sin hacerlo hasta que hoy buscando entre libretas viejas llenas de apuntes !voila! ha aparecido.  La he hecho pero con algunas variaciones como os voy a explicar.

El chocolate para mi marido tiene que tener un punto medio, ni liquido ni espeso, siempre que toma uno en alguna cafetería, lo sirven espesito, se lo toma porque le encanta, pero el punto que le gusta solo lo toma en casa.

Esta receta me parece ideal las proporciones, porque esto me ha permitido que añadiendo media cucharadita de maizena he obtenido el punto deseado, la receta original lleva mantequilla, pero la cantidad me ha parecido excesiva y solo he añadido una poca y como siempre le he puesto mi punto de especias que le ha dado un toque genial de aroma y sabor, una maravilla de chocolate.

Las  recetas  de Roscón las tenéis aquí y aquí

Vamos con la receta:

Ingredientes:

  • 400 grs. de leche
  • 50 gr de chocolate negro para cobertura (70 % de Cacao)
  • 50 grs. de Cacao en polvo sin azúcar de Valor
  • 1/2 cucharadita de Maizena de tamaño café
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 grs de mantequilla ( la receta original lleva 120 grs.)
  • Un toque de Canela
  • Un toque de Vainilla

Elaboración:

  1. Poner en un cazo la leche y el azúcar y hervir a fueco suave tres u cuatro inutos, sacar a un vaso un poco de leche caliente y añadir el cacao en polvo de Valor y la media cucharadita de Maizena, remover para disolverlo con facilidad.
  2. Si queréis tomarlo de manera liquida, prescindir de la Maizena.
  3. Añadir el cacao y la maizena disueltos en leche y  el chocolate de cobertura al cazo de leche caliente, yo he añadido un poco de Canela y una punta de cucharilla, de pasta de Vainilla Bourbon (podéis añadir unas gotas de vainilla liquida) remover hasta que tengamos el chocolate de pastilla disuelto.
  4. Cuando el chocolate tenga 50º es decir cuando este caliente pero podamos tocarlo con el dedo sin quemarnos, entonces añadir la mantequilla, remover con un batidor manual hasta que quede perfectamente integrada.
  5. Para tomarlo en perfectas condiciones de temperatura os aconsejo qu ecalentéis las tazas de servicio en el Microondas, servir el chocolate, tomarlo y disfrutar de tan maravillosa y reconfortante bebida.

Este chocolate ha sido para tomarlo con el Roscón como os decía al principio del post, pero hay otras maneras igualmente estupendas para tomar.

Se puede acompañar de una crema Chantilly coronandola con unas cucharadas de granizado de café……. no os parece una propuesta deliciosa y brutal, el colmo del goloso.  Pura gula diría yo, algo exquisito.  Sera para la próxima vez.

Aclaración:

El toque de especias, será el que cada una quiera añadirle, no todos tenemos el mismo gusto en estas cuestiones de sabores y aromas