Tag Archives: Vinagre de Jerez

Tarta de verduras agridulces al horno con salsa Aurora

TARTA DE VERDURAS CON SALSA AURORA, PARMESANO Y PIÑONES 031

En esta ocasión no me extenderé en comentarios , la receta es larga y no quiero abrumaros con tanta lectura, solamente la extrictamente necesaria.

Esta Tarta la preparé sin salsa hace ya tiempo y al no ser una Quiche no llevaba nada que sirviera de amalgama de los ingredientes, por eso he esperado ha hacerla con algo que me agradara y pense en esta Salsa Aurora que es perfectamente válida para platos de Pasta corta o Lasagna.

Como siempre os diré que espero que os guste y que la difrutéis.

Ingredientes:

Pasta brisa

  • 100 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 grms de harina de todo uso
  • 1 pellizco de sal
  • 2 cucharadas de agua

Elaboración:

  1. Poner en un bol la harina, la sal y la mantequilla y trabajarla igual que la masa quebrada, hasta obtener una mezcla arenosa.
  2. Añadir las cucharadas de agua y seguir mezclando hasta obtener una bola de masa ligada y homogénea, esta masa no necesita amasado, solo un buen mezclado de sus ingredientes.
  3. Envolver en papel film y guardar en la nevera 30 minutos.
  4. Cuando haya pasado los 30 minutos, sacar la masa de la nevera y preparamos el molde.   Lo engrasamos con mantequilla o aceite y espolvoreamos un poquito de harina, seguidamente estiramos la masa con el rodillo, encamisamos el molde y pinchamos la masa con un tenedor para evitar que se ahueque durante la cocción.
  5. Colocar un papel de aluminio y colocar encima de la masa un buen puñado de legumbres.
  6. Sacar las verduras del horno y meter el molde con la masa, cocer en «blanco» durante 15 minutos.
  7. Sacar del horno, quitar el papel y las legumbres y reservar

TARTA DE VERDURAS CON SALSA AURORA, PARMESANO Y PIÑONES 006

Relleno de verduras para la tarta

Necesitaremos:

1/2 Berenjena, 1/2 Calabacín, 1 Pimiento verde Italiano, 1/2 Pimiento rojo de asar, 1 diente de ajo, 1 manojo de Perejil y Tomillo seco

1 cucharada de vinagre de Jerez, 2 cucharadas de miel de Romero, 1 cucharada de Piñones, Queso Parmesano rallado, Aceite de Oliva V.E.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 200º y cortar las verduras en dados de tamaño medio y colocarlos en una bandeja de horno, añadir por encima el tomillo, la sal y el diente de ajo cortado en brunoise, un chorrito e aceite de Oliva Virgen Extra y remover para que la verdura se impregne del aceite.
  2. Asar las verduras durante 20 minutos, sacar del horno y dejar enfriar un poco hasta montar la tarta.
  3. Batir la miel con el Vinagre de Jerez y añadirselo a las Verduras asadas, Reservar
  1. Salsa Aurora

La Salsa Aurora es una salsa derivada de la Salsa Bechamel

Salsa Bechamel:

  • 25 gr. de mantequilla
  • 25 gr. de harina
  • 250 ml. de leche caliente
  • Tomate frito.
  • Sal y Nuez moscada y Pimienta blanca molida.

Elaboración:

  1.  Derretir la mantequilla en un cazo antiadherente, seguidamente añadir la harina de una sola vez y retirar el cazo del fuego, mezclar con una cuchara de madera o batidor para disolver todos los grumos que aparezcan.
  2. Añadir al cazo un poco de leche que habremos calentado y mezclamos rápidamente hasta que consigamos un compuesto denso. Añadir entonces el resto de la leche poco a poco, seguir mezclando con la ayuda de las varillas, volver a colocar el cazo unos 10 minutos a fuego lento.
  3. Añadir la sal, la pimienta y la nuez moscada y retirar el cazo del fuego. Añadir unas cucharadas de Salsa de Tomate frito, la cantidad, al gusto, comprobar antes de añadirlo que no este demasiado ácida, en ese caso añadir un poco de azúcar.
  4. Ya tenemos nuestra Salsa Aurora, reservar unos dos minutos hasta que comencemos a montar nuestra Tarta.

Montaje:

  1. A nuestra base de Pasta Brisa ya cocida, le añadiremos en el fondo unas cucharadas de Salsa Aurora, al gusto.
  2. Añadiremos las Verduras asadas y de nuevo salsearemos por encima  de estas añadiendo el queso rallado y los Piñones.
  3. Cocer hasta que la masa y los piñones queden con un bonito color tostado y el queso haya fundido, aproximadamente 20 minutos.

 

 

 

Magret de pato con cebolla caramelizado y rovellones

 

 

La receta de hoy es otra de mis favoritas Magret de pato con cebolla caramelizada y rovellones,  como os comentaba en el Pollo a la Naranja,  la elección del acompañamiento se debe a otra de esas ocasiones en que decides lo que vas a hacer según lo que haya en la nevera y debo decir aunque suene a petulancia, que las mejores recetas que tengo son fruto de improvisaciones.

Recetas que me recuerdan mis hijos tiempo después y que a veces por no anotarlas en su momento han quedado en el olvido y no han vuelto a ser las mismas, por olvido de algún ingrediente, ahora, ya no me pasa, cuando decido cocinar así, voy con el bloc de notas en la mano porque después hay que ver si se puede mejorar o la dejamos tal cual ha salido.

El magret como más me gusta es con una salsa de frutos rojos, son mi debilidad, pero esta vez lo hemos acompañado de otras cosas igual de ricas e interesantes.

INGREDIENTES para dos personas:

1 Magret

Pimienta negra y sal

Rovellones o Níscalos

  1. 4 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra para las setas
  2. sal, 1/2 diente de ajo picado,unas hojas de perejil

Para la cebolla caramelizada

  1. 1/2 cebolla de Fuentes grande
  2. 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  3. Sal
  4. Azúcar
  5. 1 cucharada sopera de Vinagre Forum o de Jerez

ELABORACIÓN DE LA CEBOLLA CARAMELIZADA:

  • Cortar la cebolla en pluma, añadir el aceite a la sartén y cuando empiece a humear añadir la cebolla, remover la cebolla sin parar, debemos de hacerlo con paciencia, debe pocharse despacio para que suelte el agua y el dulzor o azúcares que tiene la propia cebolla.
  • Uno de los motivos por lo que no debe dejarse de dar vueltas, es para que la cebolla coja el color dorado que le caracteriza de manera uniforme, que no haya trozos mas oscuros o negros.
  • Este proceso nos llevara uno 10 minutos.
  • Yo en ese momento añado una cucharadita tamaño moka, de azúcar, una pizca de sal y el vinagre. Dejar en el fuego otros 10 minutos, removiendo sin parar.
  • En caso de que pierdan su jugo, para evitar que se quemen se puede añadir una cucharada de agua de vez en cuando.
  • Ya tenéis la cebolla caramelizada, reservarla hasta que la sirváis en el plato con el magret.

Elaboración de los Níscalos:

  • Limpiar con un pincel, un poco de agua y un paño fino para eliminar los posibles restos de tierra que todavía tengan.
  • Cortar el pie de las setas y hacer solo los sombreros de la seta, si no disponéis de una  buena plancha, en una sartén añadir un hilo de aceite de oliva virgen extra y hacer bien los rovellones por los dos lados, acompañándolos al final de un poquito de ajo y una ramita de perejil muy picado y reservar calientes.

Elaboración del Magret de pato:

  • Limpiar con un cuchillo bien afilado, bien la parte magra del magret o pechuga de pato, de nervios o telillas si los tuviera.
  • Dar la vuelta y hacer unos cortes en la piel de la pechuga en forma de rombos, esto se hace para evitar que al colocar esa parte en la sartén, la piel se contraiga debido al calor y quede curvada, cosa que impediría la buena cocción de la pechuga.
  • Añadir la pimienta negra antes de poner en la sartén.
  • Poner una sartén, al fuego y cuando este caliente colocar el magret por la parte de la piel, mantener así 3 minutos, dar la vuelta y repetir la operación, mantener el magret por la parte de la carne otros 3 minutos.
  • Sacar de la sartén y añadir la sal Maldon y cortar.
  • Estos tiempos se aplican en caso de que os guste rojo por dentro, si no os agrada así, pasar el magret 4 ó 5 minutos por cada lado.
  • Emplatar colocando en el centro del plato y como base la cebolla caramelizada, encima el magret cortado en lonchas y a un lado las setas.

Así es como nos ha gustado a nosotros y creo que a vosotros también os gustara.

Cuando tengáis que hacer platos como este, que los ingredientes se hacen por separado, una manera o truco de mantenerlos calientes es colocarlos en un plato, sobre una olla de agua caliente.

Aquí os dejo otro plato que puede serviros para estos días de Navidad.

 

 

 

 

 

Conejo escabechado

 

El conejo escabechado es una receta muy común en muchas otras páginas web, porque esta en el recetario español de todas las comunidades autónomas de este país  era y es, una de las mejores maneras de conservar algunas piezas de caza, junto a las terrinas o embutidos.  Hay pueblos y restaurantes que es su especialidad, aunque ya no son conejos cazados en el monte, si no criados en granjas debido a la gran demanda de esta carne tierna y blanca.

La forma de elaborar la receta de hoy es al estilo que tenían mi madre y otras tías  amigas etc.. el más conocido y el más popular en todas las cocinas, pero hay un pueblo en la provincia de Zaragoza el cual es famoso por que el proceso para elaborar esta receta es diferente pero con unos resultados exquisitos, eso lo dejaré para una próxima receta.

Además de la acidez del vinagre de Jerez  lo que me encanta de esta receta es el sabor y el aroma a las hierbas de monte que lo acompañan, me recuerda a los olores del monte del Castellar, plagado de romero y tomillo donde tenemos a nuestra patrona en su ermita  pero desgraciadamente es un lugar al que no se puede acceder cuando uno quiere, hace unos años se convirtió en campo de maniobras de la  OTAN.

Lugar cargado de historia.   Todavía quedan las ruinas del castillo que  se levanto como fortaleza en el año 1080 en lo alto del monte, ante la confluencia del río Jalón con el río Ebro.

En el año 1091 se le concedió la carta de pueblo  ya que a su cobijo, se acogió una población numerosa; en el año 1111 fue prisión para la reina Doña Urraca, reina de Castilla y León, esposa de  ALfonso I el Batallador fue el mismo rey quien la recluyo tras sus muros por cuestiones de poder y sucesión.   Fue rescatada por sus fieles vasallos los gallegos,  tras ese acontecimiento el rey enfermó y murió sin descendencia, dando lugar a unos hechos y a una  época apasionante y muy interesante de la historia de Aragón y del resto de España.

Espero no aburriros con estas informaciones, pues este blog se trata de recetas de cocina, pero a veces mi imaginación se va dispersando hacia otros derroteros que directa o indirectamente tienen algo que ver con el tema principal.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

1 Conejo

2 zanahorias

1 cebolla

1 ramillete de hierbas aromáticas( laurel, romero, tomillo)

4 dientes de ajo sin pelar

1/2 l. de aceite de oliva virgen extra

125 ml. de vino blanco

125 ml. de vinagre de Jerez

sal, pimienta negra en granos

agua la suficiente para cubrir el guiso.

ELABORACIÓN:

Cortar el conejo en trozos no muy grandes, salpimentar y poner en una sarten a fuego vivo y freír  cuando estén dorados , retirarlos a una fuente y reservarlos.

En la misma sartén o cazuela que hemos frito el conejo, sofreiremos la cebolla, la zanahoria, y los dientes de ajos enteros y sin pelar.

Una vez sofrita la verdura, añadimos el laurel, el romero y el tomillo más  los granos de pimienta.

Cuando tengamos la cebolla y la zanahoria pochadas añadimos el vino blancos  el vinagre.

Ponemos los trozos de conejo en la cazuela, los cubrimos de agua, tapamos y dejamos a fuego suave 40 minutos.

Este guiso hay que dejarlo reposar 24 horas mínimo para que la carne adquiera todo el sabor del vinagre y de las hierbas aromáticas.

La cantidad de vinagre que pongo es menor de la que he visto poner a tías o amigas, pues en casa a la mayoría no le gusta que el guiso este demasiado fuerte.

Si el conejo queréis guardarlo más días, se puede poner en botes con cierre hermético y guardarlo más tiempo.

Espero que os guste y que lo disfrutéis  hay quien dice que es plato de invierno. Sinceramente creo que es un plato para disfrutarlo cualquier día del año.

 

 

Salmorejo

 

  Sé que este plato es como todos los platos regionales, variables, según la región o la cocinera que lo elabora, pues en cada casa le damos el punto de ajo o de vinagre que más le gusta a nuestra familia.  Tanto el Gazpacho como el Salmorejo  los  hago tal y como me enseño mi amiga Paquita cuya familia procede de Andalucia y esa fórmula coincide con otra que tengo en un libro que coleccione, junto a unos fascículos con El Periódico de Aragón, hace mogollón de años.

  Es una crema fría que para cenas en días calurosos va muy bien, pero aunque es dieta Mediterránea total,  no es apta para los que quieran llevar dieta, por su alto contenido en aceite y pan, más el pan con que lo llevas a la boca, bueno,muy calorico  pero está tan rico, que una vez al año, o más, no hace daño.
 Siempre que hablo de platos así o de dulces, digo lo mismo, después de uno de estos platos, una caminata y quitaremos las calorías de más que hemos consumido.  Además ahora da gusto madrugar y salir muy pronto de casa, las orillas del rio y el Parque del Agua están llenas de Lavandas y huele la mañana de maravilla.
 Sé por amigas que han visitado Andalucía, que lo han comido con diferentes acompañamientos, como decía al principio, según el gusto del cocinero que lo prepara, con ingredientes más comunes como el atún o con ingredientes más sofisticados como mariscos, bueno yo me decanto por la manera tradicional , el huevo duro picado y el jamón, en este caso pasado por el micoondas.
 INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:
  • 1 kg. de tomates maduros
  • 3 cucharadas soperas de vinagre de Jerez
  • 150ml. de aceite de oliva Virgen Extra
  • 2 dientes de ajo
  • 150 gr. de miga de pan redondo
  • Sal
  • 1 huevo duro
PARA LA DECORACIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO DEL PLATO:
  • 1 huevo duro, por plato
  • Jamón de Teruel
ELABORACIÓN:
  1. Pelar los tomates, retirar las semillas y guardar el agua que sueltan los tomates en un plato
  2. Picarlos en trozos junto con los dos dientes de ajo y ponerlos en el vaso de la batidora y batirlo hasta conseguir un puré.
  3. Quitar la corteza al pan y remojar la miga en el agua que han soltado los tomates, añadirlo al vaso de la batidora y seguir batiendo todo junto hasta que quede bien fino.
  4. Yo también añado un huevo duro cortado en trocitos, la sal, el vinagre y el aceite poco a poco como si se tratara de una mayonesa, para que liguen bien todos los ingredientes y nos quede una pasta o crema fina.
  5. Meter al frigorífico y cuando lo vayamos a servir, pondremos el huevo duro picado encima y unas lonchas de jamón, en este caso de Teruel, puede ser Ibérico o de la zona donde viváis.
  Si queréis poner el jamón crujiente, solo tenéis que meterlo al microondas 10 ó 20 segundos, para darle ese punto y después colocarlo en el plato en virutas o troceado, yo lo he pasado por el micro por eso ha quedado tiesillo al colocarlo en la crema.
 Como a la crema hay que añadirle agua, decidi guardar el agua que tiene la piel y las semillas del tomate, así los restos que quedan al pelarlo los puse en el chino para que escurriera el agua y  evitar que cayera alguna semilla.  En ella remoje el pan, de esa manera se consigue realzar el sabor de nuestro Salmorejo.

Gazpacho con brocheta de langostino

Gazpacho con brocheta de langostino
 

 Como en todas recetas tradicionales creo que habrá tantas maneras de hacer un gazpacho como cocineras o cocineros lo elaboren.

  Yo aprendí a hacerlo hace ya 35 años por lo menos, me enseño a hacerlo mi amiga Paquita y desde entonces mi marido, mi hija y yo somos adictos a esta sopa fría.  En el momento en que empieza el calor a agobiar por estas tierras aragonesas, para nosotros no hay nada más refrescante y delicioso que un buen vaso de gazpacho bien frio.
  He ido modificando la receta, adaptándola a nuestro gusto, no le pongo pan, los tomates, cuando empieza el verano los utilizo de rama; cuando ya está entrado el verano y hay tomate cultivado en las huertas de Zaragoza, compro mucha cantidad de golpe, para dejar que maduren en casa y tener tomate bien rojo para el gazpacho, otra parte para darme el gusto de poner algún bote de tomate frito y por último una tercera parte para hacer mermelada de tomate, ya que es una de mis favoritas.
  Ahora en el mes de Julio, es cuando se recoge lo mejor de estas huertas y hay que sacarle provecho, ya sea en ensaladas o licuado en una buena sopa fría.
  Ayer ya me trajo el novio de mi hija tomates de los que cultiva su padre y eso es un manjar, es una delicia, solo al cortarlos ya se aprecia la diferencia entre un tomate cultivado al sol en el huerto casero y lo que se vende en algunos sitios.
  El gazpacho es un compendio perfecto para cubrir tres cosas fundamentales que nos acechan en este tiempo, el hambre, la sed y la lucha contra el calor.
  Cuando tuve tienda de pan y pastelería, tenía de vecina a una Sra. mayor llamada Antonia, ella era de Jaén y me hablaba de cosas y costumbres de su tierra; aunque llevaba muchos años en Zaragoza, nunca dejo de añorar su pueblo y uno de los platos que recordaba cuando me hablaba de los años difíciles de su juventud, era una, llamémosle sopa fría, que se hacía con agua, aceite, vinagre y trozos de pepino pequeños y hojas de hierbabuena, que se tomaba con trozos de pan.
Este pan, era habitualmente el que sobraba a diario y al quedar duro se comía remojado; esta sopa  refrescaba, alimentaba y no se desaprovechaba nada de nada, eran tiempos difíciles y había que agudizar el ingenio para poder comer.
  Actualmente también se hacen gazpachos de sandia, cerezas y de más cosas, pero eso lo dejaremos para otro momento !ah! y el Salmorejo que esta riquísimo y es otro de mis platos favoritos del verano.
Gazpacho con brocheta de langostino (2)
INGREDIENTES:
  1. ¼ de cebolla tierna, de tamaño medio
  2. ½ pimiento verde tipo italiano
  3. 1 diente de ajo, sin el germen
  4. ½ pepino
  5. 8 tomates de rama maduros, de los mas grandes
  6. 2 tomates para licuarlos
  7. Sal,
  8. 4 cucharadas de Aceite de oliva Virgen Extra,
  9. Vinagre de Jerez o de vino blanco(de 4 a 6 cucharadas, según el gusto de cada uno)
  10. Huevos duros de codorniz, 1 por comensal y copa
  11. Langostinos cocidos
  12. Hojas de albahaca fresca
  13. Aceite de albahaca
ELABORACIÓN:
  • Lavar el pepino, el pimiento verde, los tomates y dejar escurrir.
  • Pelar la cebolla y el diente de ajo, quitar el germen del ajo pues repite e incluso a veces amarga un poco, cortar todo en trozos y añadirlo al vaso de la batidora.
  • Pelar y trocear el pepino, limpiar de pepitas y nervios el pimiento verde y trocearlo, trocear los tomates, yo los añado con piel y pepitas porque despues de estar todo batido lo paso por el chino o colador.
  • Batir todo junto hasta dejarlo muy fino, Añadir la sal, 3 cucharadas de vinagre y el aceite, volver a batir y probar para comprobar si el punto de sal y vinagre esta a vuestro gusto.
  • Una vez batido, pasarlo todo por el chino o un colador de malla fina ayudándonos de la maza o mano de un mortero para colar todo, yo siempre añado agua, hay que saber encontrar el punto ideal para que no quede excesivamente liquido pues perdería sabor.
  • Probar y rectificar si hace falta más sal o vinagre.
  • Pasar por la licuadora los dos tomates restantes y poner el jugo que hemos obtenido, en las cubiteras, meter al congelador, también se puede hacer granizado si tenéis robot de hacer helado, y servirlo enmedio de la copa.
  • Cocer los langostinos y los huevos de codorniz.
  • Poner dos langostinos y un huevito duro en una brocheta y colocar en el borde de la copa, adornando con unas hojitas de albahaca y unas gotas de aceite de albahaca.
  • De esta manera serviremos el gazpacho y la tapa todo a la vez.  
  •  Espero que os guste y lo disfruteis en estos dias de calor.